El ‘Maestro de la luz’, ‘Esfinge de Delft’, o bien Johannes Vermeer, es quizás el pintor más famoso de la historia holandesa. Este artista de Delft adquirió fama internacional gracias a su particular forma de trabajar, en la que llama la atención la asombrosa reproducción de la luz. Sin embargo, Vermeer murió en la pobreza...

Once hijos

No se sabe con certeza quién instruyó a Vermeer o quien le inspiró. El hecho es que sus cuadros evidencian un talento excepcional. Un talento que pasó casi desapercibido en vida de Vermeer. El número de cuadros que vendía -seguramente unos dos o tres al año- no le bastaba para vivir. Vermeer murió como un pobre diablo y a su muerte dejó a su esposa con once hijos.

Mona Lisa

En el siglo XIX, los cuadros de Vermeer adquirieron de repente popularidad, cuando un crítico de arte, el francés Théophile Thoré-Bürger los ‘descubrió'. Fue él quien dio a Vermeer el sobrenombre de la ‘Esfinge de Delft' porque se sabía tan poco de él. Sus obras se repartieron por todo el mundo. Quizás la obra más conocida sea ‘La joven de la perla' que también recibe en nombre de la 'Mona Lisa del norte', porque la joven sigue mirando al espectador allí donde esté.

¿Amigos?

Algunos afirman que Johannes Vermeer era amigo de Anton van Leeuwenhoek, y que éste sirvió de modelo para cuadros como ‘El geógrafo' y ‘El astrónomo'. El hecho es que ambos recibieron el bautizo en la Iglesia Nueva con cuatro días de diferencia, y que vivieron durante el mismo periodo en Delft. Sin embargo, nunca ha podido demostrarse que fueran amigos.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×