Maarten Harpertszoon Tromp es quizás el héroe marino más notable que hayan tenido nunca los Países Bajos. En una época de tensiones internacionales y creciente comercio internacional, Tromp trabajó alternativamente para la marina mercante y para la armada donde consiguió ascender de grumete a almirante.

Los inicios

Al ser hijo de un capitán, Maarten Tromp estaba destinado a convertirse en marinero. A los diecinueve años de edad, ya navegaba en la fragata de su padre -la Olifantstromp. Puede que de ahí provenga su apellido...

Abuelito

Tromp fue ascendiendo de timonel, a capitán y finalmente a almirante. A pesar de los tejemanejes políticos en el seno de la armada -y a veces pese a la falta de material adecuado- Tromp logró diversos éxitos. Tromp era popular entre el pueblo y sus hombres le dieron el apelativo cariñoso de Bestevaêr: ‘abuelito'

Con las botas puestas

La última intervención de Tromp fue en 1653, durante la Batalla de Ter Heijde. Un tirador lo hirió de muerte en el pecho izquierdo. Según la tradición sus últimas palabras fueron: ‘He acabado, mantened los ánimos'. Sin embargo, los testigos oculares afirmaron que murió en el acto. Tromp fue honrado con un suntuoso sepulcro en la Iglesia Vieja.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×