El mármol es una piedra idónea para la realización de esculturas decorativas, algo que puede apreciarse al contemplar los hermosos sepulcros y epitafios de la Iglesia Vieja.

Johannes Vermeer
El mundialmente famoso pintor Johannes Vermeer murió en la miseria. Hasta 2007, solo una pequeña y discreta lápida recordaba que había sido enterrado en el panteón familiar de su suegra. Entonces se colocó una nueva lápida más grande con la que se da a Johannes Vermeer algo del reconocimiento que se merece.

Clara de Spaerwoude
Clara, la hija de un orfebre, adquirió fama sobre todo por el fondo matrimonial que creó con su enorme herencia. A pesar de su gran fortuna y de sus buenas obras, Clara ‘solo' consiguió que se la recordara con un epitafio. Este epitafio que cuelga de una de las columnas es, eso sí, el más hermoso de la Iglesia Vieja.

Piet Hein
El almirante de la marina, que durante la Guerra de Flandes logró vencer a la flota española, recibió sepultura como un héroe en la Iglesia Vieja. Si se coloca delante de su monumental sepulcro podrá apreciar el colchón de mármol blanco sobre el cual yace la escultura de una sola pieza del héroe que murió con las botas puestas. Los demás elementos -en su mayoría negros- contribuyen a realzar la imagen. El texto admonitorio que aparece al fondo no deja indiferente al visitante....

Maarten Tromp
El sepulcro de Maarten Tromp es, si cabe, más fastuoso que el de Piet Hein. A izquierda y derecha de la escultura de este heroico marino se aprecian diversos objetos 'bélicos': una armadura, escudos, hachas y otras armas. Una lápida de mármol blanco del pedestal representa con sumo detalle la Batalla de Ter Heijde, en la que pereció Tromp. Sin embargo, en estos momentos no puede admirarse debido a la profunda restauración de este monumento.

Anton van Leeuwenhoek
El científico Anton van Leeuwenhoek murió a los 91 años de edad y dejó suficiente dinero para ser enterrado en la Iglesia Vieja. Su hija María se aseguró de que tuviera un hermoso sepulcro en la iglesia. Y con razón pues este ‘inventor' del microscopio fue muy importante para la microbiología. Su amigo, el poeta Huibert C. Poot escribió un respetuoso epitafio que sigue estando en la Iglesia Vieja.

Isabel Morgan
La relativamente desconocida Isabel Morgan -hija de uno de los nobles cercanos a Guillermo de Orange- tiene un sepulcro impresionante en la Iglesia Vieja. Su esposo, el caballero Carlos Morgan, encargó que lo diseñara el escultor inglés Nicolás Stone. La combinación del mármol oscuro y de los escudos de armas llenos de color confiere un carácter especial a esta obra de arte. La efigie de Isabel es realista; se dice que se realizaron moldes de sus manos, pies y rostro para acercarse al máximo a la realidad.

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×