Una serie de preciosas vidrieras de colores completa la llamativa imagen de la Iglesia Vieja. Cuando el sol ilumina estas ?historias de vidrio?, surge un impresionante espectculo de luz, lneas y colores.

Hechas añicos
En 1406, se instaló la primera vidriera en la Iglesia Vieja. Durante ese siglo se fueron añadiendo más. Sin embargo, todas las vidrieras se perdieron debido al incendio de 1536 y a la explosión de un polvorín ('el Trueno de Delft') en 1654.

Una colección especial
Por fin, en el siglo XX, las vidrieras fueron regresando una por una al lugar que hasta entonces habían ocupado simples ventanas de vidrio. En total, la iglesia tiene ahora 27 vidrieras, cada una con su propia historia. Esta colección especial es considerada la obra más importante del famoso maestro vidriero Joep Nicolas.

Historias bíblicas
Las vidrieras de la Iglesia Vieja están llenas de color: van del ocre al azul celeste, del rojo al verde profundo. En su mayoría representan conocidas historias bíblicas como ‘la parábola del hijo pródigo' o ‘Moisés en la cesta de junco'. Aunque también se pueden admirar diversas vidrieras conmemorativas, como la vidriera de la Liberación y la vidriera de Guillermina.

 

Horario de cierre »

Cierre de la línea de tiempo ×