La génesis de la Iglesia Nueva se remonta a una curiosa historia acaecida en el año 1351. El estrafalario mendigo Symon ocupaba su lugar habitual en el Markt, mientras un tal Jan Col le daba algo de comida. Entonces sucedió algo totalmente inesperado…

Una visión
De repente, una luz intensa iluminó el rostro de Symon. El mendigo le dijo a Jan Col: ‘Oh, mi querido amigo, ¿acaso no ves tú cómo se abre el cielo?' Ambos alzaron la vista hacia el patíbulo... Allí tuvieron la visión de una iglesia dorada, consagrada a la Virgen María.

¿Incendios en el pantano?
El mendigo Symon murió poco después, y Jan Col empezó a instar al ayuntamiento para que construyera una iglesia en aquel lugar del Markt. Durante treinta años fue teniendo una y otra vez la misma visión. Hasta que el ayuntamiento aprobó su petición y construyó la segunda parroquia de Delft: la ‘Iglesia Nueva'. Por otra parte, más tarde se dio por supuesto que las ‘visiones' no habían sido más que pequeños incendios en el pantano...

 

Cronología histórica

Cierre de la línea de tiempo ×