Con el paso del tiempo, la Iglesia Vieja de Delft ha ido creciendo al ritmo de la ciudad. En torno a 1240, el funcionario Bartolomé van der Made encargó la construcción de dos naves laterales y un coro: la primera ampliación.

Competencia
En 1350 se completó la torre, que a la sazón ya estaba inclinada. Más tarde, se ensancharon las naves laterales y se elevaron hasta el nivel de la nave central. Sin embargo, a principios del siglo XV vuelven a emprenderse ampliaciones, quizás para competir con la Iglesia Nueva. La nave central volvía a ser más alta que las laterales.

Piedra natural
A principios del siglo XVI, se quiso convertir la iglesia de ladrillo en una iglesia hecha por completo de piedra natural. Se instaló una nave transversal norte que sigue distinguiéndose del resto. Sin embargo, el incendio que asoló la ciudad en 1536 -y sobre todo la Reforma- dieron al traste con los planes.

Perfil urbano
Fue así como surgieron los contornos de la Iglesia Vieja que desde hace siglos determinan el perfil de la ciudad. Por otra parte, a lo largo de los siglos fue necesario emprender profundas restauraciones.

 

Cronología histórica

Cierre de la línea de tiempo ×